viernes, 1 de agosto de 2008

Se descubre agua en Marte, pero.. ¿podría ser Marte habitable?


Bueno, volvemos de las vacaciones con noticias calentitas.

La sonda Phoenix ha encontrado agua en Marte.
Ya se sabía desde el mes pasado que la sonda Phoenix había encontrado algo que parecía ser hielo, pero que aún faltaban por realizar las pruebas que concluirían que ese hielo era en efecto agua congelada o era algún tipo de sal.
Bueno pues, confirmación realizada, es agua.
Pero yo me pregunto en qué estado se encuentra el agua, es decir, ¿es agua líquida?. Todas las noticias que he leído indican que se extrajo hielo de la zona excavada por la sonda y se evaporó al hacer los experimentos pero en ningún lugar se comenta que hay agua líquida en Marte.
Es cierto que en la superficie de Marte se pueden ver aspectos en la geografía que indican que en un tiempo anterior (millones de años tal vez) hubo agua líquida corriendo por la superficie del planeta, pero eso fue hace mucho tiempo no ahora. Con lo que sigo sin saber si hay agua líquida en Marte y supondré que lo que hay es agua congelada.

Por otro lado en algunos diarios aparece la pregunta: ¿Podría ser habitable Marte?. Bueno, ¿habitable por quién?, ¿por un puñado de bacterias?, podría ser, pero, ¿habitable por seres humanos?, mucho me temo que es muy difícil. Encontrar la respuesta pasa por hacerse preguntas como ¿Puede retener Marte una atmósfera como la de la Tierra?. Del ozono habría que olvidarse directamente luego ya veríamos como soportamos la radiación ultravioleta del Sol, ¿Que hay del O2?, ¿podría retener Marte una atmósfera con una concentración de O2 similar a la terrestre a una presión aproximada de 1 bar?.

Echemos un vistazo a la Wikipedia y comparemos la Tierra con Marte.

Para empezar vemos que la masa de la Tierra es un orden de magnitud superior a la masa de Marte (La Tierra tiene casi 10 veces la masa de Marte).
Si bien Marte cuenta con la suficiente masa como para retener el Oxígeno este se situaría en capas atmosféricas muy altas debido a la baja gravedad superficial (dejándolo fuera del alcance del seres que habitasen la superficie). El oxígeno se encontraría a menor altura pero enlazado en moléculas mas pesadas como CO2 y H2O (vapor de agua).

La atmósfera de Marte es muy tenue. Tiene apenas una presión de 0,9 Kpa (kilo-Pascal, 1 Kpc = 0,01 bar, con lo que la Atmósfera de Marte tendría una presión de 0,009 bar) mientras que la presión de la atmósfera terrestre es de 1,01 bar (normalmente oscila entre 0,98 y 1,015 bares, o, lo que es lo mismo, entre 980 y 1015 milibares que son las unidades que nos encontramos en los programas de televisión del tiempo). La atmósfera tan tenue de Marte hace que agua pase directamente del estado sólido al gaseoso sin pasar por la fase de agua. Por lo que en las actuales condiciones atmosféricas el agua líquida no puede darse en grandes cantidades en Marte, es decir, no puede haber ríos o lagos tal y como los conocemos en la Tierra (si los hubo en la antigüedad es porque la atmósfera primitiva sería mucho más densa que la actual).

La tectónica de placas en Marte es nula, con lo que la eyección a la atmósfera de gases de efecto invernadero (si, esos gases que tan mala fama tienen estos días por lo del calentamiento global, serían gases con un papel vital en el desarrollo de la vida de cualquier planeta) es casi inexistente, por lo que, por sí mismo, Marte es incapaz de generar una atmósfera tan densa como la terrestre para poder permitir la presencia de agua líquida y temperaturas razonables.

Considerando estas características, concluimos que, en principio, Marte es inhabitable por el ser humano, aunque si bien podrían sobrevivir bacterias criadas en la tierra en un entorno simulando las características de Marte.

1 comentario:

Anónimo dijo...

SuSE y Unix en el planeta Marte!

Los modelos para construir el escudo de la phoenix se diseñaron usando supercomputadoras que corren SuSE Linux con programas avanzados diseñados para este fin. Pero el dato más curioso es el sistema operativo que lleva el módulo de aterrizaje Phoenix Lander.

Esta vez ha sido una variación del Unix bajo un CPU especialmente fortalecido y una placa base producida por IBM.

Varias sondas llegaron a marte anteriormente, pero hasta ahora no sabíamos qué sistemas operativos utilizaban. El procesador es un Rad6000 construído por IBM que se ha endurecido para soportar los estragos de la radiación en el espacio, con una velocidad de proceso de 33 MHz y con unos 128 MB de RAM. El Phoenix Lander usa una variante de Unix llamada VxWorks, que es un sistema operativo incrustado en un chip


Organizaciones tan prestigiosas como la NASA usan SUSE Linux Enterprise Server para operaciones informáticas de alto rendimiento en los más importantes supercomputadores.

Superordenadores de todo el mundo están funcionando con SUSE Linux Enterprise Server de Novell(R) y prueba de ello es que, de acuerdo con TOP500, proyecto que sigue y detecta tendencias en informática de alto rendimiento (HPC: High Performance Computing), SUSE Linux Enterprise es actualmente la solución de Linux favorita de los mayores superordenadores HPC.

De este modo, de los 50 superordenadores más importantes del mundo, el 40 por ciento están funcionando con SUSE Linux Enterprise, incluyendo los tres más importantes:

* IBM eServer Blue Gene del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore,
* IBM eServer BlueGene/P (JUGENE) del Centro de Investigación de Jülich (Alemania), y
* SGI Altix 8200 del Computing Applications Center, en Nuevo México.

Gracias a una oferta de software de código abierto económica y de alta calidad y hardware de bajo coste, Novell y sus partners permiten disfrutar de las mismas funcionalidades informáticas de alto rendimiento de las que se benefician los superordenadores a empresas y clientes del denominado segmento mediano de distintos sectores, como el manufacturero, el de la investigación o las entidades académicas.

Clientes como Audi, la división de Supercomputación avanzada de la NASA, MTU Aero Engines, el Instituto de Tecnología de Tokio, Porsche Informatik, la Universidad Nacional de Seúl, la Universidad de Tecnología de Swinburne y Wehmeyer están utilizando superordenadores y clusters de ordenadores con SUSE Linux Enterprise Server para gestionar cargas de trabajo de misión crítica con tiempos de parada mínimos.

En el caso de la división de Supercomputación Avanzada de la NASA, tres de sus superordenadores funcionan con SUSE Linux Enterprise de Novell. Estos equipos se utilizan para evaluar si tecnologías de próxima generación cumplen los requisitos científicos y técnicos, programas de lanzamiento y funcionamiento de sus sistemas de control, así como para el soporte de iniciativas de operaciones espaciales, científicas y aeronáuticas de la NASA. Además, el próximo superordenador de la NASA, cuya finalización está prevista para este verano, también funcionará con SUSE Linux Enterprise Server y, cuando esté instalado, será uno de los mayores sistemas SGI Altix ICE, equiparable al actual tercer superordenador más potente del mundo.

“En la NASA trabajamos para resolver algunos de los desafíos más complejos de la ciencia, por lo que es fundamental contar con un sistema operativo que nos permita lograr el más alto nivel de funcionalidad informática. Cuando elegimos un sistema operativo, nuestras dos principales consideraciones son el rendimiento y la flexibilidad. Contar con el sistema operativo adecuado nos permite superar los límites del rendimiento informático e introducir nuevos niveles de innovación en nuestros programas espaciales, científicos y aeronáuticos”, afirmó William Thigpen, engineering branch chief de la división de Supercomputación Avanzada de la NASA.

El ámbito de la informática de alto rendimiento también supone una oportunidad para los partners de Novell. Así, empresas como Appro International, Atipa Technologies, Cluster Resources, HP, Penguin Computing, SGI y Teradata están incorporando SUSE Linux Enterprise Server a las soluciones informáticas de alto rendimiento que suministran a sus respectivos clientes.

SUSE Linux Enterprise lleva siendo líder del mercado de la informática de alto rendimiento durante más de una década, un liderazgo basado en la potente herencia técnica de esta distribución.

“SUSE Linux Enterprise se ha convertido en el sistema operativo HPC de referencia gracias a sus capacidades de rendimiento y escalabilidad, y a la amplia variedad de software de fuente abierta y herramientas de desarrollo disponibles. Al aprovechar las ventajas de los servidores estándar y grupos de ordenadores que están funcionando con SUSE Linux Enterprise, los clientes y colaboradores pueden crear e instalar los mejores productos y aplicaciones de tipo HPC del mundo”, afirmó Carlos Montero-Luque, vicepresidente de Gestión de Producto de Soluciones de Plataforma Abierta de Novell.

Estadística de Top 500 por familia de Sistema Operativo - Junio 2008

Estas son las principales conclusiones de la lista con el Top-500 de supercomputadores mundiales, publicada hoy desde la Conferencia Internacional de Supercomputación que se celebra en Dresden. Según el informe el gigante azul ha fabricado 210 de los 500 sistemas, incluidos cinco de los diez primeros, encabezados por el Roadrunner, el supercomputador del Departamento de energía estadounidense que recientemente ha superado la barrera del petaflop, siendo además uno de los que tienen mayor eficiencia energética. El segundo fabricante por número de sistemas en el top es HP con 183 y Sun Microsystem puede presumir de la fabricación de cuatro de los diez primeros. Por procesadores, Intel domina el 75 de los sistemas y el 90% de los que integran de cuádruple núcleo, utilizados en la mitad de las máquinas. La mayor parte de los sistemas contienen entre 2049 y 4096 procesadores, más del doble que hace seis meses. En cuanto a sistemas operativos se impone SUSE Linux Enterprise de Novell, que gobierna nada menos que 20 de los 50 primeros, incluyendo los tres superordenadores más potentes. La lista contiene una incorporación significativa por lo poco usual que es ver un “Windows” en este tipo de sistemas. En concreto en el puesto 23 un Windows HPC Server 2008, que además es la primera vez que corre sobre hardware de IBM. Por países, Estados Unidos aloja a 257 máquinas, Reino Unido 53, Alemania 46, Francia 34, Japón 22 y China 12.

Y nosotros podemos disfrutar de todo ese poder con nuestro humildes PCs y openSUSE!.

Fuentes:

* Top500.org
* The Inquirer ES - IBM, Intel y SUSE Linux dominan la supercomputación mundial


Link de la noticia:

http://www.nasa.gov
http://www.microteknologias.cl/blog/?p=1311
http://www.theinquirer.es/2008/06/18/imb_intel_y_suse_linux_dominan_la_supercomputacion_mundial.html