jueves, 1 de julio de 2010

Jesucristo era en realidad un ser bidimensional




Hola de nuevo, como parece que últimamente me decanto más por temas magufónicos, el otro día me fijé detenidamente en las imágenes de la famosa sábana santa y me di cuenta de una cosa muy grave (¿cómo narices no me he podido dar cuenta antes?).

Fijémonos detenidamente en esta imagen:



¿No notáis nada raro?.

A menos que la famosa sábana sea de seda de alcornoque, osea que esté más tiesa que una tabla, una sábana normal, de las de andar por casa, se pliega y se adapta a la superficie del cuerpo. Es decir, si dejo caer una sábana sobre una pelota, la sábana se curva y adopta la forma de la pelota , ¿no? (se supone, una pelota hinchada).
Bueno, las cabezas humanas se parecen bastante a las pelotas, o al menos, tienen una forma de huevo tridimensional, de manera que una sábana que se deje caer sobre una cabeza humana, debe adoptar una forma abombada, no del todo de la forma de la cabeza, pero sí al menos una forma con un cierto relieve y una cierta profundidad.
La imagen que se ve en la foto, sólo se puede dar en caso de que la forma sobre la que se deposite la sábana, sea plana, o sea, bidimensional, o sea, Jesús era bidimensional.

Además hay otra cosa curiosa, miremos la imagen otra vez:



¿Seguro que no veis nada raro?

Si Jesucristo estuviese tumbado sobre la cama, el pelo se caería y se depositaría también desparramándose un poco sobre la cama, ¿no?. Sin embargo se ve perfectamente que el pelo le cae verticalmente hacia los hombros, ¿en qué dirección apuntaba la gravedad dentro del sepulcro?, ¿ o es que acaso a jesús lo depositaron en posición vertical?, ¿y si fuera así no habría también impresiones de su azotea y de su espalda?.

En fin, es verdad eso de que a medida que investigas algo, te surgen más preguntas, y esta es una que nunca había considerado, ¿tiene Jesús dos dimensiones en lugar de tres, como todo hijo de vecino?.

6 comentarios:

GusX dijo...

Saludos amigo Juanma veo que efectivamente estás magufando abiertamente (que tiemble Friker Jimenez xD).

Bromas aparte, la sábana era de una tela bastorra y además por mucho que se pegue a la cara de una persona muerta jamás podría pegarse a cada rasgo de la persona, a menos que fuera papel papa moscas...

La sábana es curiosa desde luego pero mantengo mi escepticismo sobre su autenticidad, a pesar de ciertas pruebas.

Un saludo.

Juanma dijo...

Hola GusX, yo diría más bien que estoy contra-magufando abiertamente jejeje.

Es verdad, que si la sábada que envuelve el cuerpo está muy tensa, apenas habrá rasgos identificativos ya que no podría ajustarse a rasgos con tanto detalle como los dedos de las manos o rasgos como las cuencas oculares.

Por otro lado, si el cuerpo estaba envuelto en la sábana, ¿por qué no hay impresiones de los costados del cuerpo, de la parte superior del cráneo o incluso de la espalda?

simplemente hay impresiones de lo que interesa mostrar (rostro y manos), el resto de los detalles, no les resultan tan importantes a la mayoría de los creyentes.

Saludos cordiales.

BIOdanubio dijo...

Es magufo a mas no poder. No sabría que decir, pero la verdad, una entrada muy lógica y bien argumentada, como siempre, y con una idea bastante original (nunca se me hubiera dado por pensar en ese detalle).

Ánimo y sigue así.

Un saludo.

Juanma dijo...

Gracias por los ánimos jejeje.

Lo cierto con estas cosas, es que a menos que te pares a pensar un poco, salen incongruencias por todos lados, por ejemplo si Jesús estaba envuelto en la sábada, ¿el pelo estaría apretado contra la cara, o incluso tapándole algo de cara, ¿no?. Desde luego la única forma en la que el pelo puede conservar la forma en que aparece en la imagen es que estuviera de pié y sin ninguna envoltura que se ciñese al cuerpo, tal y como aparece en la imagen comparativa.

Pero como esta pregunta surgen más cuando se analiza el asunto más detenidamente.
En uno de los blogs que enlazo hay un análisis riguroso (desde luego mucho más riguroso que los míos jeje) donde se trata el tema de la sábana santa:

Sába Santa. Gluón con Leche

GusX dijo...

Hombre sobre una cosa sí debo discrepar, la sábana no era un saco, es decir no rodeaba completamente el cuerpo. En realidad era un pedazo de tela muy largo que cubría la parte frontal y trasera del cuerpo pero no los lados. Por decírlo así y sin que suene herético, era como un sandwich.

Por esto también hay impresión de la espalda, sólo que ahí no se muestra, porque por lo que tengo entendido no muestra niguna particularidad, sin contar los latigazos (50 creo) que recibió Jesús.

http://www.redentoristas.org/sabanasanta/archivospasion/sepultura.jpg

Juanma dijo...

Gracias GusX por la apreciación. Lo cierto es que desconozco muchas cosas acerca del tema y tiendo a divagar bastante.
Pero el caso es que de cualquier forma, hay cosas extrañas en las impresiones.
Tal y como lo analiza el autor del blog "Gluón con Leche", en las zonas en las que el cuerpo está separado de la sábana, el dibujo debería estar más desenfocado que las zonas en las que la sábana toque directamente el cuerpo.
En el caso de que la sábana envuelva al cuerpo y se ciña fuertemente, la impresión debería estar más enfocada que en el caso en que la sába sólo estuviese depositada sobre el cuepro. Sin emabargo, si te fijas en las manos, ambas está igual de enfocadas (tienen el mismo detalle). Esto no es posible en una sábana que sólo está depositada encima del cuerpo, ya que una mano está más próxima al tejido de la sábana que la otra, por lo que una mano debería estar ligeramente más detallada que la otra.
De ahí mi impresión de que la sábana debería envolver completamente el cuerpo (como una momia) ciñéndose perfectamente al cuerpo para conseguir ese nivel de detalle.

Saludos.