viernes, 19 de marzo de 2010

Abrí la caja y el gato estaba vivo y muerto!



Jo!, anda que no hace tiempo que no escribo nada en el blog. Ya va siendo hora de poner algo jejeje, y nada mejor para desempolvar el blog que una sorprendente noticia sobre mecánica cuántica.

La noticia se puede consultar aquí.

Resulta que unos investigadores han logrado (o al menos eso dicen ellos) un sistema macroscópico en un estado de superposición cuántica (el término macroscópico lo empleo para escalas relativamente grandes comparadas con los átomos y las moléculas. En este caso, un sistema de 30 micras, osea, 30 millonésmias de metro, o lo que es lo mismo, 30 milésimas de milímetro, es una escala, mucho, pero que mucho mayor que la atómica o la molecular (aunque hay moléculas muy largas), ¿que es un estado de superposición cuántica?, bueno, en mecánica cuántica las partículas no son como las canicas que nos imaginamos para hacernos una idea, sino que son mucho más extrañas. Las partículas tienen lo que se conoce como una función de onda que indica que un trozo de la partícula está aqui, y otro trozo está allí. Cuando la partícula interacciona con cualquier otra cosa, lo más probable es que la función de onda colapse, y la partícula concentre toda su masa y sus propiedades en un punto particular del espacio (o espaciotiempo).
Cuando la función de onda no está colapsada, y la partícula puede estar en varios lugares a la vez, se dice que está en un estado de superposición.
En un sistema físico macroscópico es muy dificil que las partículas estén en este estado de superposición ya que cualquier interaccción con otras partículas puede hacer que la función de onda colapse y se abandone dicho estado, es por esto por lo que tiene tanto mérito lo que han conseguido estos investigadores.
Lo malo de los estados de superposición, cuando se aplican a escalas grandes, es que pueden surgir aparentes paradojas, como la más famosa de todas, la paradoja del gato de Schrödinger, con las que se deja patente el choque contra el sentido común de que algunas cosas puedan estar en dos estados al mismo tiempo, por ejemplo, un gato que está vivo y muerto al mismo tiempo.

Realmente no conozco los detalles del experimiento y no se si los resultados muestran lo que dicen los experimentadores que muestran, ya veremos en un futuro si estos experimentos se repiten, pero mientras... yo me pregunto... ¿llegaremos a ver gatos vivos y muertos al mismo tiempo?

4 comentarios:

José Pablo dijo...

Hola Juanma, que alegría ver que vuelves por estos lares!

Muy interesante la noticia, no la había visto.

Siempre me dio mucha pena el gato que metían en la caja.

Juanma dijo...

Hola José Pablo, gracias por tu ánimos jeje.

Yo creo que al gato este habrá que ponerle un monumento o algo XDDD

Arioch dijo...

Hombre, verlo no creo, más posiblemente podamos suponer que el gato está vivo o muerto, ten en cuenta que el estado de superposición (en el caso del gato) acaba cuando se produce la observación del experimento...

Vamos ¿maulla un gato no-vivo-no-muerto en un bosque cuando le cae un árbol encima que nadie oye?

Juanma dijo...

Hola Arioch, bienvenido al blog y gracias por escribir tu comentario.

Es cierto que lo chungo aquí es mantener ese estado de superposición, pero a privera vista parece una complicación técnica y no de la naturaleza de la propia física.
De hecho el estado del gato no creo que sea muy distinto (salvando las distancias claro) que el sistema en superposición que lograron los experimentadores del enlace que puse.
Aunque repito que yo no me fio mucho de que verdaderamente se haya logrado tal estado, pero la pregunta se queda ahí, ¿se podría observar o medir un sistema superpuesto sin deshacer la superposición?.